El de la guía, un tal López con sus manos, le dió la victoria a la Argentina en los penales y dejó definitivamente empatado el Desafío Mundialista con Colombia.

EL DESAFIO TERMINÓ Y AHORA LAS CONCLUSIONES SON DE AVEDUTTOLlegaron al cuarto partido y ya se conocian hasta el aliento, horas dentro de la cancha, muchisimas horas arriba del colectivo.Asi llegaban Argentina y Colombia al final del desafío.

En el primer tiempo poco pasó en la ciudad misionera de Montecarlo y por momentos uno presionaba y el otro veía como podía quebrar esa presión y así se fueron los primeros veinte minutos con poco trabajo para los arqueros.En el complemento el partido se abria y los dos tenían sus chances pero Jhon Jairo Pinilla con su habilidad y piernas interminables colocaba el 1×0 cerca de los diez minutos.

Argentina sentia el golpe pero con mucha personalidad salía a buscar el empate y lo conseguiría por el hijo del viento Matías Rima que se hacía nuevamente presente en la red para poner el 1×1.

Nuevamente el clásico con los cafeteros se fue a penales y ahí el gran Agustín López con sus atajadas le dió la victoria a la Argentina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *